Dávila Armenta, el dueño del Unión Magdalena que carga un gran prontuario a cuestas

Compártelo

Por: Redacción Lado B.

 

Este sábado 4 de diciembre fue un día oscuro para el fútbol profesional colombiano por cuenta de Unión Magdalena y un polémico ascenso que consiguió ante Llaneros en la última fecha del cuadrangular. Un escándalo de tantos en el fútbol colombiano, que además también ponen bajo la lupa (otra vez) al controvertido dueño del Unión Magdalena: Eduardo Dávila Armenta.

Dávila es un hombre con mucha historia en Santa Marta y los municipios del Magdalena, empezó como un empresario de alta influencia en la zona bananera de la región y posteriormente adquirió otras empresas, además del equipo de fútbol Unión Magdalena donde ha sido presidente y ha ocupado varios cargos administrativos, pero realmente es el dueño desde los años 80’s junto a su familia.

Acusado de dos asesinatos

La justicia colombiana determinó en enero de 2007 que Eduardo Dávila asesinó a su esposa Carmen Vergara Díaz por medio de unos sicarios que la interceptaron en una vía que une a Santa Marta con el sector del Rodadero.

Vergara manejaba las finanzas de María del Pilar Espinosa, viuda de su exsocio Jorge Gnecco Cerchar y más adelante Dávila sostuvo una relación con Espinosa, al parecer para obtener parte de su fortuna.

Otro asesinato puso bajo la lupa al polémico directivo. En abril de este año fue acusado por el asesinato de Javier Alfredo Cotes Laurens, juez que lo condenó por narcotráfico en los años 90’s. Hasta ahora no se ha determinado su culpabilidad, puesto que está pagando condena por el asesinato de su esposa mientras familiares y allegados siguen al pie de sus negocios en el fútbol y fuera de él. Incluso, Eduardo Méndez (presidente de Santa Fe y también excarcelado) fue presidente de Unión Magdalena durante un corto periodo entre 2017 y 2018.

Narcotráfico y paramilitarismo

Desde los años 70’s Eduardo Dávila y su familia han estado inmersos en numerosos negocios de la región y con la posesión de varias tierras en la zona bananera y cerca a la Sierra Nevada. Siempre hubo rumores sobre la siembra de coca y marihuana en sus propiedades hasta que en 1993 fue hallado culpable y posteriormente condenado a 10 años de prisión por narcotráfico.

Después de que le encontraran varios nexos con paramilitares, Dávila tuvo extinción de dominio en numerosas propiedades durante el año 1997 y en 2003 perdió el 25% de las acciones del Unión Magdalena a manos de la justicia.

Polémico directivo de fútbol y posible amaño de partidos

Eduardo Dávila posee al Unión Magdalena desde los años 80’s y es reconocido por darle oportunidades a varios jugadores como el papá de Radamel Falcao y Carlos ‘El Pibe’ Valderrama. Sin embargo, con el correr del tiempo el club fue perdiendo peso deportivo a causa de los problemas legales y económicos de la familia Dávila.

Siempre han sido dueños del club y los hinchas los acusan e la profunda crisis que los tiene sumidos en el descenso durante casi todo el siglo XXI con fugaces pasos intrascendentes por la máxima categoría. Incluso lo acusan de perder a propósito para no ascender y así recibir gran dinero de TV sin invertir en un equipo de categoría para la Liga; además de vetos de jugadores.

Ahora lo salpica el escándalo de un posible amaño de partido este sábado 4 de diciembre en Villavicencio luego que su equipo remontara un partido con goles en el minuto 95 y 96 donde los defensores de Llaneros ni siquiera se movieron para defender el esférico ni evitar el avance rival. La prensa y los hinchas del FPC han expresado total indignación y el nombre de Eduardo Dávila es inevitable por su evidente pasado de delitos y controversias dentro y fuera del fútbol.

00:00/00:00comarcacom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.