5:07 am.     25 febrero, 2021

¡Basta Ya!

Compártelo

Por: Yeimis “El Comandante” Echeverry

Cada vez que me siento en la comodidad de mi sillón a ver algo de fútbol siempre estoy con la mejor disposición, pero es imposible tener buena disposición y buen genio cuando se es un poquito crítico del deporte o de la situación actual del Fútbol Colombiano, además cuando decidimos no tragar entero y mirar un poco más allá de los miles y miles de problemas que muchos conocemos pero que difícilmente con las actuales dirigencias, situaciones, sistemas y malos resultados van a cambiar.

Tampoco es de llegar y señalar porque muchos pondrán el grito en el cielo y dirán «pero es que es muy fácil hablar detrás de la tv», y en parte sí, pero eso tampoco me impedirá por ejemplo darle la razón al exárbitro argentino Pablo Lunati que en un programa señaló que nuestro fútbol «Está al nivel de la segunda división de Argentina» afirmación que por muy dura que sea, debemos sentarnos y con toda la tristeza del caso darle la razón, así el periodismo colombiano lo venda y lo compare con las grandes ligas del mundo y quieran hacernos creer todo lo contrario; por ejemplo comparando a equipos modestos del país que por tener una o dos buenas campañas son mejores que el Bayern, Liverpool o Real Madrid y hasta llegar al punto de afirmar que los jugadores del medio local son del mismo nivel de Cristiano Ronaldo o Lionel Messi porque marcaron un gol de media distancia.

Todos sabemos que tenemos algunos jugadores en el exterior que manejan un nivel superlativo como Cuadrado, Muriel y Duván Zapata en Italia, que sobresalen y son vistosos además de queridos por sus clubes, pero la realidad es otra y una cosa es la disciplina europea donde claramente el nivel de juego y concentración es superior a la de nuestro fútbol local que hasta el momento, de hace unos años hacía acá, conocemos más bailes que buenas presentaciones.

Y tampoco es por echarle el agua sucia a todos los jugadores, pero el periodismo de paso no puede hacernos creer que porque un arquero marque un gol de tiro libre es momento de llevarlo a la selección así ya haya jugado en otra (porque llegan a ese nivel de poca investigación) y fuera de eso proponerlo para que le den la cruz de Boyacá y las llaves de la ciudad solo para que la gente que consume su producto pueda refutarles (en el peor de los casos aplaudirles) y así generar tendencia en redes, que al parecer es lo único que les importa.

Pienso que para enmendar ese camino están los procesos, los cuales pueden ser llevados de la mano de un buen trabajo y los microciclos igualmente ayuden a mejorar por ejemplo las falencias o bajas que surjan en la selección con los jugadores más experimentados y quién quite que surja un verdadero diamante en bruto que solo necesitaba un empujoncito para sobresalir. Tampoco vamos a pensar que la mayoría de los jugadores de la selección que llaman del medio local serán la solución, pero estos procesos se hacen para eso mismo, para acercarlos y como si estuviéramos en un supermercado tomar lo que más se necesite para usarlos en la cocina y «no morirnos de hambre con la nevera llena».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.