10:42 pm.     22 septiembre, 2021

4 oportunidades para el desarrollo de los neobancos en Latinoamérica

Compártelo

BPC presenta un estudio donde analiza el panorama de la Banca Digital en la región y destaca las posibilidades que ofrece el mercado para los nuevos jugadores.

 

Bogotá,  julio de 2021-. BPC Banking Technologies, proveedor líder en el mundo de soluciones de pagos digitales, que enlaza las necesidades de las personas en su vida real con soluciones digitales inteligentes, presentó su informe sobre “La Banca Digital en América Latina”, donde analiza el panorama competitivo de la región y presenta una serie de estrategias para que los diferentes actores sean exitosos en su implementación.

 

Para Santiago Egas, Vicepresidente Ejecutivo de BPC Banking Technologies, “La población joven, nativas de las nuevas tecnologías y lejanas de los servicios financieros convencionales, constituyen un mercado fértil para la adopción de nuevos modelos. Con el apoyo de los gobiernos y la adopción de políticas regulatorias, combinado con un aumento en la competencia, los bancos digitales tienen una oportunidad estratégica para lograr una oferta sostenible, con gran impacto en la calidad de vida de las personas”. 

 

Según Americas Market Intelligence la población bancarizada de América Latina creció un 24% en 2020; sin embargo, aún hay más 200 millones de personas que no están bancarizadas. La región es uno de los mercados globales con mayor penetración de internet, que aumentó el último año a casi el 72%, en comparación con el 60% del promedio mundial, además se estima que el 70% de su población tiene acceso a un smartphone, según un estudio realizado por GSMA. 

 

El informe publicado por BPC Banking Technologies, identificó las siguientes cuatro oportunidades para que los neobancos aprovechen las condiciones del mercado en la región:

 

  1. Atender a la población no bancarizada: Existe una gran oportunidad para ofrecer soluciones enfocadas en los segmentos de la población con menos acceso a los servicios financieros tradicionales. Para aplicarlos adecuadamente se necesita evaluar el estado actual del mercado y las necesidades que tienen los diferentes micro segmentos.

 

“Los elevados costos en el manejo de las cuentas bancarias, la escasa presencia de sucursales físicas, especialmente en las áreas rurales y las limitantes y riesgos que trae el uso del dinero efectivo son una gran debilidad. La creación de soluciones que atiendan estas deficiencias permitirá a la banca digital una efectiva aceptación”, explica el representante de BPC. 

 

  1. Empoderar a los trabajadores migrantes: Históricamente los latinoamericanos han enfrentado dificultades para encontrar servicios transfronterizos asequibles y el creciente nivel de una migración regional fomenta el uso de nuevas tecnologías financieras para atenderlos.

 

“Un modelo que disminuya los costos de envíos de las remesas y que incluya en su oferta soluciones de tarjetas de débito prepago y diferentes vehículos transaccionales, serán una oportunidad con gran demanda”, señala Egas.

 

  1. Acoger a los compradores internacionales: La creciente oferta en el comercio electrónico y la coyuntura vivida en el último año, motivó a que los consumidores adquirieran sus marcas y productos favoritos. La incorporación de servicios que aumenten la exposición de los comerciantes en mercados extranjeros, y la posibilidad de ofrecer servicios que reduzcan los costos de las transferencias transfronterizas, a través de cuentas multidivisas combinadas con tasas de cambio más bajas, constituyen una gran oportunidad para la implementación de servicios para la banca digital.   

 

  1. Activación de las Pymes: El espíritu emprendedor en América Latina requiere de una oferta de financiamiento que se ajuste a estas características, donde el problema recurrente es la falta de confianza entre los comercios y la banca convencional. En muchos casos su oferta está sujeta a una alta tasa de interés y los lentos tiempos de respuesta para su desembolso, al igual que a la poca transparencia en las condiciones que conllevan este tipo de préstamos.

 

“Con nuevos modelos de calificación crediticia, los proveedores de banca digital tienen una mayor posibilidad de ofrecer una financiación de forma segura y acorde a las condiciones que están buscando las nuevas empresas y que a su vez son el sustento fundamental de la economía y generación de empleo en la región”, analiza Egas.  

 

El estudio además destaca la capacidad que los bancos digitales tienen para facilitar la inclusión financiera y establecerse en el mercado latinoamericano. Tener en cuenta los siguientes factores, permitirá aprovechar el uso de las nuevas tecnologías, lograr una buena acogida en el mercado y asegurar el éxito en la oferta de servicio:

 

●      Alejar a los consumidores del uso del dinero efectivo: Soluciones de bajo costo permiten que la población migre de los pagos en efectivo a los pagos digitales. Para esto, es necesario ofrecer opciones a través de un ecosistema integrado que incluya productos y servicios emergentes como son las tarjetas virtuales prepagas, las de crédito, la habilitación del comercio electrónico y los pagos con códigos QR.

 

●      Innovación: Se deben crear experiencias customizadas para los smartphones, que permitan pagos de teléfono a teléfono y que habiliten, por ejemplo, esquemas de autoservicio para compras en supermercados.

 

●      Aprovechar y maximizar las capacidades de la tecnología: Esto no sólo para ofrecer una mejor experiencia al cliente; sino para reducir los gastos operativos y el tiempo de comercialización. Los bancos digitales cuentan con la posibilidad de incluir una arquitectura basada en API, de manera modular y nativa de la nube, con un enfoque en la automatización y el conocimiento de los datos. Además, de priorizar la ciberseguridad que ofrece una experiencia sin fricciones en las transacciones, para generar confianza en los clientes y en los productos y servicios que utilizan.

 

●      Financiación suficiente: Que ayude en el caso de los modelos más pequeños, que a menudo tienen problemas de levantar fondos para sostener la operación durante la fase de construcción y crecimiento. Para este caso es importante concentrarse en una modelo escalable y hacer eficiente la operación en cuanto a costos y tiempo.

Santiago Ergas, vicepresidente ejecutivo de BPC de Banking Technologies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.