Responsables de Continental Towers son también responsables de escándalo de Hidroituango

Compártelo

Tras el colapso del Edificio Space en Medellín, que en 2013, dejó una docena de víctimas, se prendieron las alarmas sobre la responsabilidad de las empresas constructoras y la corrupción que existe alrededor del negocio inmobiliario que en la década pasada se creció en esa ciudad y que hoy sigue sin control en el sector de El Poblado.

Una de las alarmas se cierne sobre los curadores urbanos, su papel en este tipo de corrupción, los gobernadores y alcaldes que los pusieron en sus puestos y la omisión o complicidad de las administraciones de Medellín para que las constructoras actuaran a su antojo, al mismo tiempo que las personas que invertían los ahorros de toda la vida, perdían y perdían.

Lo paradójico de todos estos casos es que ahora los constructores de CDO, es decir Álvaro Villegas, uno de los amigos cercanos del uribismo, está envuelta en un nuevo escándalo por el posible desfalco a más de 200 familias en el complejo de apartamentos que se conoce como Continental Towers y que estaría a punto de tener que ser demolido después de haber sido abandonado en 2013.

Sobre este escándalo se conoce que las familias que compraron sus viviendas en el complejo residencial, siguen pagando la administración para no tener que asumir deudas mayores, pero el edificio ha estado sin ningún tipo de vigilancia lo que ha facilitado que inescrupulosos lo desvalijen, como lo hicieron los constructores de CDO con las familias compradoras.

La noticia de la declaratoria de calamidad pública le ha dado la vuelta al país, sin embargo hay información que ha sido omitida por los medios de comunicación que suelen proteger los intereses de sus dueños.

Por ejemplo, el Curador Urbano 2 de Medellín, Carlos Alberto Ruiz fue posesionado por Sergio Fajardo. Durante su tiempo en la curaduría otorgó por lo menos 12 licencias, entre ellas la del edificio Space y Continental Towers. Luego, la administración de Alonso Salazar no hizo nada para prevenir a los compradores de CDO a pesar de que ya habían denuncias sobre serias inconsistencias en la construcción, calidad de los materiales y requerimientos de sismo-resistencia como lo aseguró la procuraduría.

“el disciplinado Carlos Alberto Ruiz Arango, en su condición de curador urbano segundo de Medellín omitió, en el ejercicio propio de sus funciones, verificar la existencia de este vínculo cada vez que expedía las licencias antes descritas, estando obligado a hacerlo, como ya quedó decantado. (…) esta omisión facilitó el incumplimiento de normas obligatorias de sismo resistencia NSR-98 y NSR-10 en el diseño y construcción del edificio Space…” se lee en el  fallo de la Procuraduría.

Otro de los datos curiosos en el tema es que Álvaro Villegas, dueño de Lérida CDO es uno de los llamados a responder por el escándalo de Hidroituango, pues también fue miembro de la Junta de EPM para el momento en que se adjudicaron contratos sin cumplimiento de los requisitos legales.

Es decir, el dueño de Lérida CDO también es uno de los empresarios envueltos en el escándalo de corrupción de Hidroituango, junto con los ex gobernadores Aníbal Gaviria, Alfredo Ramos y Sergio Fajardo, y los ex alcaldes Alonso Salazar y Sergio Fajardo.

Con esta situación el Alcalde Daniel Quintero tuvo que declarar “calamidad pública” para poder intervenir con dinero público y así tratar de resolver la situación de más de 200 familias que perdieron su principal ahorro, sus viviendas propias. En los próximos días se tendrá que determinar si es necesaria la demolición antes las graves afectaciones del complejo habitacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.