ECOPETROL NO SE DEMOCRATIZÓ, URIBE LA PRIVATIZÓ

Compártelo

 

Por: Edwin Palma Egea

Ahora que el uribismo, y su candidato Fico le pusieron malicia al término “democratizar”, toca recordarles que fueron ellos los que usaron el término cuándo vendieron al capital privado empresas públicas como ISAGEN, ISA o ECOPETROL. “Democratización” fue el disfraz, el velo para tratar de esconder su privatización o su expropiación, pues le trasladaron bienes públicos de altísima plusvalía a favor de especuladores, fondos de inversión o fondos de pensiones. Sobre Ecopetrol, lo demuestra la erosión del número de sus accionistas, de 500 mil accionistas en 2007 solo quedan un poco más de 250 mil.

La privatización de Ecopetrol comenzó en 2006 con la aprobación de la ley 1118 que autorizó al gobierno la venta de hasta un 20% de la propiedad de la empresa (cuando yo no era ni dirigente de la USO). La primera emisión de acciones se llevó a cabo en septiembre de 2007, y causó un gran entusiasmo en los colombianos que masivamente adquirieron acciones de la empresa a través de una vasta red de colocadores que incluyó almacenes de cadena, supermercados, y algunas cajas de compensación familiar por todo el país.

Esa primera venta de Ecopetrol volvió “propietarios” a 482.941 nuevos “dueños” que pagaron a la empresa $5,72 billones. En su momento la venta de Ecopetrol fue publicitada como la venta de acciones más grande de América Latina, la mayoría de los compradores fueron personas naturales con el 62% mientras que los fondos de pensiones adquirieron el 32%.

La segunda venta de acciones de Ecopetrol ocurrió en 2011, en esa oportunidad se vendieron el 1,5% de acciones que representaron un ingreso de $2,38 billones, y el ingreso de 219.054 nuevos accionistas, pero al mismo tiempo 180.255 accionistas compradores de títulos del 2007 ya los habían vendido. Es decir, al final de la segunda venta quedaban 521.740 acciones. En solo cuatro años el 37% de los accionistas individuales vendieron sus acciones, mientras los fondos de pensiones privados y fondos de inversión extranjeros aumentaron su participación accionaria.

Ecopetrol ha sufrido otras formas de privatización disimulada a los colombianos y a los accionistas minoritarios como la creación de Cenit en 2012 (cuando tampoco era dirigente de la USO), una filial a la que le transfirieron todos los activos de la Vicepresidencia de Transporte, valorados en más de $15 billones de pesos. Una decisión tomada violando los estatutos de la empresa ya que Cenit fue creada con un patrimonio de escasos 10 millones de pesos y luego le cedieron activos que producen el 30% de las utilidades de Ecopetrol.

Hoy Ecopetrol cuenta con 269.000 socios, un 47% menos desde la última venta llevada a cabo en el año 2011. Y los principales accionistas minoritarios de Ecopetrol ya no son las personas naturales, ahora los principales accionistas privados son los fondos de pensiones y varios fondos de inversión extranjeros, la caída en el número de accionistas ha sido constante.

La venta del 11,5% de las acciones de Ecopetrol entre 2007 y 2011 no fue una democratización de la propiedad de la empresa ha sido una privatización silenciosa. Cada año cerca de 30.000 personas naturales venden sus acciones y la consecuencia es que hoy solo poseen el 2,72% de las acciones mientras los fondos de inversión privados ahora son propietarios del 8,79%; y la nación del 88,49% restante. Es decir, hoy los fondos de inversión poseen el 76,4% de la propiedad que se vendió como “democratización”.

La principal razón por la que las personas naturales venden sus acciones es el alto costo financiero que tienen que pagar a las firmas de intermediación de valores por administrar sus acciones, llevar los registros, y pagar los dividendos decretados por la asamblea de accionistas, y que en muchas casos terminan por consumir todos los dividendos que reciben los accionistas minoritarios, y que incluso han generado cuentas de cobro hacia ellos. A veces tener acciones ya no es una forma de ahorro, porque generan costos de administración mayores a la rentabilidad que pagan.

Tampoco sirve de estímulo la dictadura ejercida por la junta directiva que presenta propuestas y sin permitir la deliberación son aprobadas, incluso en beneficio propio, como la reciente reforma estatutaria para auto ampliarse el periodo y pagarse los gastos jurídicos de defensa sin ningún tipo de límite.

Debe revivirse en el Congreso el proyecto de ley presentado por el senador Luis Fernando Velasco para prohibir la venta de más acciones de Ecopetrol al capital privado y buscar la recompra de acciones como lo hizo el fondo Ashmore que luego de comprar el 57,6% de Isagén que el Estado le vendió, lanzó una oferta para recomprar el 42,8% restante a los inversionistas minoritarios. La recompra de acciones de Ecopetrol es viable, muchas personas naturales están dispuestas a vender por los costos administrativos, además la empresa pasaría a recibir 12% más de utilidades y el 100% de la propiedad.

Pero el problema de fondo es la ideología ultraneoliberal de los últimos gobiernos que venden la mala idea de que el Estado no puede administrar empresas propias, de que lo urgente es tapar el hueco fiscal creado por los bajos impuestos que pagan los más ricos y todo lo que se pierde por la corrupción sistemática, para el gobierno la forma fácil de resolver el lío es desguazar el Estado.

Además los gremios económicos sueñan con la venta de Ecopetrol para que la riqueza de los colombianos se convierta en créditos blandos que reciban sus empresas, capital barato para sus negocios de infraestructura sin aportar capital propio, y que el Estado asuma el riesgo, para que las utilidades les entren pulpitas.

Edwin Palma Egea.

6 pensamientos sobre “ECOPETROL NO SE DEMOCRATIZÓ, URIBE LA PRIVATIZÓ

  1. Excelente analis ,con historia incluida, para que los verdaderos privatizadora y 3xpropiadores no olviden o traten de tergiversar los hechos que ellos mismos protagonizaron a pesar de la dura batalla que dio el sindicato Unión Sindical Obrera, al decretar la huelga en 2004 cuando conoció el proyecto que se estaba urdiendo en contra de la estabilidad de Ecopetrol. Despidieron 286 trabajadores en el mes de huelga, pero en 2010 y 2011 por la lucha jurídica y sindical TODOS. fueron reintegrados , pero democratización la empresa. El poder de la motosierra se impuso en toda Colombia.. negra historia, por la que tendrán que pagar en algún momento.

  2. Ecopetrol empresa emblemática de Colombia, defendida por casi un siglo de historia sindical. Hoy, muestra el abandono y engaño del peor gobierno social, incluso de un brochaso trato de borrar no solo este gran activo de los colombianos sino la vida de todos aquellos que defienden el patrimonio público. Debería resurgir el derecho colectivo al interior de las bases y enardecer el deseo de lucha y rescate de cada Colombia, tarea “titánica” pero valdría la pena arriesgar.

  3. EL URIBISMO ES EL CANCER DE COLOMBIA, SON LOS CAUSANTES DE LOS DESFALCOS DE LO VIENES DE LA NACIÓN Y EL CAOS DE DESEMPLEO YLOS DESPLAZAMIENTOS, HAMBRE QUE VIVEN LOS COLOMBIANOS DEL COMUN,LOS DE APIE…UN GOBIERNO CORRUPTOS, CRIMINALES,MENTIROSO, ELCARTEL DE URIBISTA V.S.DUQUISTA QUE SON EL GOBIERNO ACTUAL SON UNOS MALDITOS CORRUPTOS ASESINOS…

  4. Este fenómeno seguirá, si no se depuran las instituciones, empezando por los líderes o sindicatos quienes se han dejado manipular y coadyuvante a engañar al pueblo. Además el mismo pueblo se encarga de señalar y la gran mayoría de veces son actores de sacar del camino a todo el que se atreva a ir en contra o de ellos y que su lucha sea en beneficio común. Siempre decimos “LOS BUENOS SOMOS MAS”, simplemente no hacemos lo correcto y he ahí el detalle los que dicen ser buenos solo se quedan callados y de esta manera los poquitos que dicen u ofrecen ayudar al común terminan sumando el mínimo de los malos….

  5. Muy bien EDwin. Asì es como el neoliberalismo vende las empresa productivas del estado y se las entrega a precio de huevo a los dueños de los grandes capitales, que teniendo mucho, siempre quieren adueñarse de lo que queda. La orden recibida desde afuera FMI, BID, Banco Mundial, OCDE (donde Colombia se las da de rico), es la de desprenderse de todas estas entidades para reducir el tamaño del estado y de las responsabilidades laborales. Pero bien lo presentas, los fondos de pensiones privados invierten en estas grandes empresas, pero a los ahorradores (pensionados?) únicamente les distribuyen las pérdidas. Otro gran debate conexo con estos problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.