10:25 pm.     22 septiembre, 2021

El incremento de la miopía infantil, otro efecto colateral del Covid

Compártelo

Cuando hace un poco más de un año, los colegios cerraron por primera vez a raíz de la pandemia de COVID-19, era difícil predecir el impacto del aprendizaje virtual en el hogar en la educación de nuestros niños. Ahora, un año y medio después de esos primeros bloqueos, estamos obteniendo información preliminar sobre cómo este año de aprendizaje digital, ha afectado ampliamente a los niños y ha impactado específicamente su salud visual, sostiene el Vision Impact Institute.

Las investigaciones han identificado que pasar la mayor parte del tiempo en recintos cerrados y el incremento de actividades en visión cercana como el uso del celular, del computador o ver televisión; son factores de riesgo de miopía. Dos condiciones que se agudizaron por las cuarentenas como medida para evitar la propagación del Covid.

“Los niños completan el desarrollo y maduración del sistema visual en la primera década de la vida. Por eso, es fundamental asegurar el logro de un óptimo desarrollo de su potencial de visión en esta etapa. De ahí la importancia de conocer y evitar actividades que pueden aumentar el riesgo de problemas de visión, y de realizar exámenes de oftalmología y optometría tempranos para detectar y tratar adecuada y oportunamente cualquier alteración que pueda limitar el correcto desarrollo de la visión”, explica Walter Becerra, optómetra y jefe de educación en Essilor Colombia, compañía líder en investigación y soluciones oftalmológicas.

 

 

¿Cómo identificar la miopía en los niños?

 

Usualmente la miopía no da señales que puedan ser fácilmente identificables por los padres, aún menos en esta era de virtualidad donde los niños están tomando clases en el computador y en general al estar en casa, sus actividades son de visión cercana. Lo ideal es hacer exámenes de visión anuales para valorar la visión de los niños y así poder detectar, con tiempo, la miopía u otro error refractivo (astigmatismo, hipermetropía), pues en los primeros años de vida, el sistema es más flexible y permite una recuperación más rápida y eficiente de la visión.

 

La solución

 

Es recomendable realizar actividades al aire libre con el niño, en las cuales use su visión lejana y esté expuesto a la luz natural: juegos de pelota o montar bicicleta, por ejemplo. De igual manera, es importante reducir el tiempo de exposición a las pantallas y realizar pausas activas durante períodos de aproximadamente 20 minutos. También son necesarias las gafas para corregir los errores refractivos. El objetivo fundamental de estos es mejorar la visión y evitar la ambliopía.

 

Gafas diseñadas especialmente para los niños

 

“En el sector óptico, la salud visual de los niños había sido una preocupación constante porque no habían gafas que respondieron a las necesidades particulares de los niños, sino que se hacían gafas de adultos en versión chiquita y cambiar eso ha sido un esfuerzo de investigación en el sector”, “Debido a que los niños son diferentes a los adultos en su morfología y comportamiento, los lentes visión sencilla estándar no están optimizados para ellos. Actualmente, hay lentes como Eyezen Kids con una tecnología única que amplía la superficie del lente y les permite ver el mundo a su manera”,comenta el optómetra Walter Becerra.

Recuerde que los niños definitivamente no son como los adultos. Su nariz y otros rasgos faciales son diferentes, ven los objetos más de cerca que los adultos porque tienen brazos más cortos, a menudo miran hacia arriba, ya que ven el mundo que los rodea desde otra perspectiva por su estatura. De manera que deben hacer uso de gafas especialmente diseñadas para ellos, tanto con monturas suaves y flexible, como en los lentes, ya que ellos hacen uso de todo el espacio de los lentes, a diferencia de los adultos que la mayoría del tiempo sólo usan el área central.

 

 

 

Recomendaciones para las primeras gafas de sus hijos

 

  • Acepte que el niño necesita gafas y asuma una buena actitud frente a ellas. Una buena actitud de los padres, genera confianza en el niño y sentimientos positivos ante esta novedad.
  • Escoja una montura adecuada para niños. Las monturas Miraflex que son especializadas para niños, se caracterizan por ausencia total de partes metálicas que mitigan los traumas faciales y oculares durante las actividades diarias de los niños, con materiales hipoalergénicos, flexibles y livianos, con medidas y diseños que se adaptan perfectamente a la estructura craneofacial del niño.
  • Permita que los niños tengan una experiencia positiva con las gafas, que sean ellos quienes elijan el color y la forma que más les llame la atención.
  • Procure que las use constantemente. Haga que el niño use las gafas inicialmente para las cosas que más le guste hacer y poco a poco aumente su uso hasta que sea permanente. La perseverancia y la paciencia son fundamentales en la adaptación.
  • Anímalo a lavar sus manos y cara con frecuencia. Los niños manipulan gran cantidad de cosas y muchas de ellas pueden ser irritantes para sus ojos.
  • Uso adecuado de pantallas. Sus hijos pasarán gran parte de sus vidas frente al televisor, el computador o los videojuegos; enséñele a usar estos dispositivos en forma adecuada. Para un niño, la distancia ideal para las pantallas de computador es de 50 cm; del televisor, de dos metros; y de las tabletas y videojuegos portátiles, de 25 cm. Las pantallas deben tener bajo nivel de brillo y los niños no deben pasar tiempo prolongado frente a ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.