5:01 am.     25 febrero, 2021

Oposición rechaza Reforma Tributaria presentada por el gobierno

Compártelo

Oposición y afines al Ejecutivo criticaron la posibilidad de gravar con IVA toda la canasta familiar. Asimismo, varios señalaron que no acompañarán la propuesta.

Este miércoles se conoció la propuesta por parte del Gobierno para una reforma tributaria que permita conseguir más recursos ante la eventualidad de la pandemia. Aunque el proyecto no ha sido radicado, el viceministro de Hacienda Juan Alberto Londoño reveló algunos detalles como la necesidad de aumentar la base gravable del, lo que implicaría que más productos de la canasta familiar saldrían de la lista de artículos exentos de este impuesto.

La propuesta también iría encaminada a gravar las pensiones más altas y a revisar el régimen de excepciones que actualmente hay en el país. Por otro lado, el Gobierno aseguró que no se crearían más impuestos para las empresas, sobre todo las pequeñas, para así garantizar la reactivación económica.

En principio, ninguna reforma tributaria es recibida con agrado por los congresistas, mucho menos en año electoral, pero esta vez el rechazo ha sido mayor y generalizado. Legisladores de distintos espectros han expresado su molestia ante la posibilidad de gravar aún más la canasta familiar y criticaron que se lleve a cabo una nueva reforma en plena pandemia.

El rechazo vino desde algunos de los partidos de Gobierno, como la U y los conservadores. “El Partido de la U le está solicitando al gobierno que nos sentemos a revisar la reforma”, expresó la presidenta de dicho partido, Dilian Francisco Toro, que reconoció la necesidad de una reforma para aumentar el recaudo. Sin embargo, esta señaló que no apoyarán la aprobación del IVA a la canasta familiar y que esperan que el proyecto esté enfocado en apoyara a la Mipymes “con incentivos para mejorar su productividad, el crecimiento económico y el empleo”.

En un sentido similar, desde el Partido Conservador, a través de su presidente, Omar Yepes, se alejaron de la propuesta de gravar con IVA a más productos de la canasta familiar. Según Yepes, una mejor forma de obtener recursos sería reduciendo la evasión, la elusión y el contrabando. Asimismo, apuntó a la reducción del tamaño del Estado y a reorganizar el gasto público.

Desde el Partido Colombia Justa y Libres también se expresaron objeciones y aseguraron que no acompañarán una reforma tributaria que aumente los productos gravados con IVA de la canasta familiar y que implique mayores impuestos para la clase media y pensionados. Según el senador John Milton Rodríguez, lo que se necesita es reducir el IVA para reactivar la demanda y reducir los beneficios tributarios a sectores como el financiero y el minero-energético.

Las molestias por la reforma también vinieron del propio Centro Democrático. Uno de los que se manifestó fue el representante Gabriel Vallejo, que señaló que la reforma debía apuntar a la reducción del Estado o, de lo contrario, sería “un insulto al pueblo colombiano”. Según el representante, “tenemos un Estado obeso, paquidérmico, ineficiente, tenemos un Estado diseñado para que se lo roben”.

Otro de los críticos fue el representante Gabriel Santos, que hasta llegó a objetar la forma cómo el Gobierno dio a conocer su propuesta. “De la manera en la que el gobierno informó a los congresistas sobre una nueva reforma tributaria solo puedo pensar que ya tienen el resultado en el bolsillo y no tienen interés de discutir soluciones reales a la trágica situación que viven millones de colombianos”, señaló Santos, que agregó que la reforma debe apuntar a “la recuperación económica, a recuperar el consumo y a crear empleo”. Luego concluyó, “una reforma tributaria discutida en medios de comunicación está muy lejos de eso”.

Por otro lado, el senador Ernesto Macías fue de los pocos que no puso peros y hasta defendió la propuesta: “debido a los estragos de la pandemia, la reforma fiscal es un imperativo para salvar la economía, el empleo y evitar una mayor crisis social”. A esto añadió: “Ningún presidente, en tiempos normales y corrientes, faltándole menos de dos años para terminar su mandado, tramita una reforma tributaria”.

Tomado de El Espectador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.