No se habla alemán

Felipe Buitrago

Felipe Buitrago

Compártelo

Si hay un personaje que ha disfrutado de las mieles del poder de la mano de Iván Duque es su íntimo amigo Felipe Buitrago, el economista que fuera compañero del presidente en el BID y el co-escritor de “Economia Naranja, una oportunidad infinita” llegó al gobierno casi que desde el día de la posesión de su colega en el primer cargo de la nación. Buitrago fue consejero económico de presidencia, viceministro de cultura y ministro de cultura, por todos estos cargos pasó sin pena ni gloria, es más su presencia fue prácticamente irrelevante dentro del gabinete ministerial.  En el 2021 salió del ministerio de cultura aduciendo razones personales y ahora como es un año nuevo, el 2022 lo recibió con un gran regalo por parte de su íntimo amigo el presidente, el 4 de enero de este año fue anunciado por la oficina de prensa de presidencia que Felipe Buitrago remplazaría en su cargo al exrector de la Universidad del Rosario, Hans Peter Knudsen como nuevo embajador de Colombia ante la república de Alemania.  

Este nombramiento fue firmado por Maria Carmelina Londoño viceministra de relaciones exteriores, ya que, en el momento de la firma la canciller Marta Lucia Ramírez se encontraba junto a Iván Duque en Washington, violando el decreto que ellos mismos habían sacado donde estos dos importantes personajes no podían viajar juntos fuera del país. A partir del 8 de enero de 2022, fecha en que se hizo efectiva la renuncia del antiguo embajador, pasaron tres meses para que Felipe Buitrago se posesionara en este cargo ya que primero debía trasladarse a Berlín, presentar sus credenciales etc. El 4 de abril de 2022, tomó posesión como se puede observar en estas fotografías del Instagram personal del nuevo embajador, por cierto, el Instagram es privado, aunque evidentemente lo utiliza como medio para difundir información relacionada con su labor de funcionario público. 

En el momento de la designación de Buitrago en este cargo se generó una enorme controversia entre miembros de la Asociación Diplomática quienes presentaron sus inquietudes acerca de la extraña decisión de nombrar a este señor ante la canciller, ya que no solo no cuenta con ningún tipo de preparación diplomática, sino que además presuntamente con su nombramiento se estaría violando la Ley de Garantías.  Ante los cuestionamientos la cancillería respondió a algunos medios que no habría tal violación puesto que Buitrago estaría remplazando un cargo existente que requiere de un funcionario, ya que según el Decreto #1815 del 24 de diciembre de 2021, se aceptó la renuncia del anterior embajador. Adicionalmente aseguraron que la presencia de Buitrago es indispensable puesto que su maestría en la Universidad Johns Hopkins, tiene un enfoque en Europa, Rusia y Medio Oriente y bajo la situación actual es, según ellos, una gran necesidad por los “aportes académicos” . 

Felipe Buitrago
Felipe Buitrago

Felipe Buitrago
Felipe Buitrago

Hasta aquí esto no parece más que un típico caso de mermelada y de amiguismo tan típico del uribismo con sus más fieles esbirros, no olvidar que la actual cónsul de Colombia en Miami obtuvo su cargo gracias a su ferviente defensa en redes del expresidente imputado. Sin embargo, hay dos situaciones que llaman la atención. La primera es el hecho que desde el 11 de enero de 2022, la funcionaria de carrera diplomática Yadir Salazar Mejia ocupa el rango de Embajadora en el escalafón de la Carrera Diplomática y Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, según se puede observar en la misma página de la embajada. En esta misma página se puede observar la experiencia de la señora Salazar en cuanto a relaciones diplomáticas se trata, sus estudios: “Profesional en Finanzas y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, con posgrado en Economía de la Integración Europea de la Universidad del Saarland, Alemania. Certificados en Gestión Ambiental y Cambio Climático Global de la Universidad de Harvard. Experiencia en política internacional en materia de comercio, medio ambiente, tecnologías de la información y las comunicaciones, así como empoderamiento de la mujer. Énfasis en negociaciones multilaterales y estructuración de proyectos de desarrollo público-privado.“ y los cuatro idiomas que domina.

Es decir que con la señora Salazar, quien además es la encargada de los negocios de la embajada, estábamos no solo bien representados, si no que además un funcionario de carrera ocuparía este importante cargo, pues no olvidemos que Alemania es un socio estratégico para Colombia y es además la principal economía de Europa. Sin embargo, por orden de la presidencia es ahora Buitrago quien ocupa este cargo. La segunda situación llamativa de esta historia se encuentra en la hoja de vida de Felipe Buitrago, pues si bien su maestría es muy llamativa y en teoría “relevante” para la situación actual de Europa a este periodista le llama mucho la atención que un personaje que no sabe hablar alemán sea el embajador en Alemania. Si bien puede parecer una pequeñez, puesto que Buitrago domina el inglés, el hecho de que no hable la lengua local, lo pondrá cuando menos en una desventaja a la hora de relacionarse con funcionarios alemanes. Alemania es un país donde se pueden encontrar más de 30 dialectos de su lengua, incluyendo algunos que también se hablan en Austria y Suiza, actualmente el Hochdeutsch es el alemán que enseñan en las escuelas y el que la población utiliza para comunicarse, es tan fuerte el arraigo de los alemanes con su idioma que quienes llegan como refugiados o quienes provienen de otro país y se radican legalmente, se los insta a que cursen un curso de integración donde se debe obtener mínimo el nivel B1, que es básico, ya que el no hablar alemán en un país de 80 millones de alemanes, es cuando menos problemático.  Los defensores del uribismo dirán que el inglés es suficiente, pero no lo es, especialmente si la idea del gobierno es que Buitrago pueda contribuir de alguna forma en las relaciones con Alemania, impensable que ande con un intérprete.  Ojalá que el próximo gobierno, valore y respete las relaciones entre las dos naciones, así como hace Alemania con Colombia, donde tenemos a Peter Ptassek como embajador, quien domina perfectamente el español y puede participar del debate nación y contribuir realmente a las relaciones binacionales, la cancillería debe dejar de ser una agencia de viajes que nombre a dedo a personas incompetentes en cargos de importancia, donde llegan las cuotas de politiqueros y hacen lo que se les da la gana durante cuatro años y los avances poco se ven.

 

Autor:@edladino_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.