Petro anuncia diálogos con disidencias de las FARC

Petro anuncia diálogos de Paz con disidencias de las FAR en Rosas, Cuca.
Compártelo

El pasado lunes 13 de marzo, el actual presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció un posible diálogo con el grupo guerrillero Estado Mayor Central (EMC). Estas declaraciones se dan justo después de que el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, haya tomado la decisión de suspender las órdenes de captura contra 19 miembros de las disidencias que encabeza ‘Iván Mordisco’.

En su cuenta de Twitter, el mandatario declaró lo siguiente: Comienza un segundo proceso de Paz. Se establecerá una mesa entre el gobierno y el Estado Mayor Central”. Luego en una rueda de prensa en el municipio de Rosas (Cauca), reafirmó su decisión al decir que “Con esta posibilidad que inicia en el día de hoy, dada la actitud del Fiscal de aceptar los nombres de las personas que actuarán como voceros de esa agrupación, prácticamente la mitad de las personas armadas hoy entran a un proceso de paz con el Gobierno. Aún falta la mitad. Estamos esperando los acontecimientos que se deriven de esa otra mitad, que aún continúa en la violencia”.

Petro en el municipio de Rosas, Cauca. Lunes 13 de marzo.

El actual presidente de Colombia, Gustavo Petro, junto con su equipo de gobierno en el municipio de Rosas (Cauca).  Momentos después de anunciar la puesta en marcha de la ruta alterna provisional entre los departamentos de Cauca y Nariño.

Foto: Presidencia de la República de Colombia.

 

Contexto de la negociación

Acogiendo la solicitud del primer mandatario, la Fiscalía General de la Nación suspendió las órdenes de captura contra 19 nueve disidentes del EMC. “El Fiscal General de la Nación, luego de sopesar los argumentos presentados por el Presidente Petro, y de acuerdo a sus competencias legales y constitucionales, decidió suspender las órdenes de captura dictadas o que sean dictadas en contra de 19 personas”, declaró el ente de control en un comunicado de prensa.

Este hecho tiene varios precedentes. El pasado 9 de febrero, el presidente de Colombia emitió la Resolución 0014 en la cual le solicitó al Fiscal General de la Nación  la suspensión de las órdenes de captura en contra de 20 miembros del EMC. Esto con el propósito de reconocerlos como representantes de dicha organización ante el gobierno nacional en futuros diálogos de paz. Siete días después, el fiscal Barbosa solicitó al primer mandatario precisar si algunas de las personas mencionadas pertenecían a una organización criminal con la cual se iniciaría un nuevo proceso de paz.

Dos semanas más tarde, Petro expuso ante el fiscal sus razones constitucionales y legales para pedir la suspensión de esas órdenes de captura. El presidente colombiano hizo hincapié  en la resolución 039 de 2023, en la cual se excluye a Javier Alonso Veloza García, alias Jhon Mechas. Esto tuvo como resultado, después de un análisis detenido, la decisión tomada por el ente de control el pasado lunes.

“En este caso concreto, para la Fiscalía existe el fundamento porque el Presidente Petro le dio carácter político a los disidentes que no firmaron el Acuerdo de Paz de la Habana y a los disidentes que firmaron el Acuerdo de Paz de la Habana y lo incumplieron, en ese sentido es una decisión política del Presidente de la República de avanzar en los diálogos”, dijo la Fiscalía.

Así mismo, el ente de control mencionó que los procesos penales y de extinción de dominio contra los 19 disidentes siguen en pie. También confirmó que las personas mencionadas no tienen orden de extradición. Por otro lado, aclaró que esta decisión no tiene que ver con la solicitud hecha por Gustav Petro el pasado 11 de enero. La cual, entre otras cosas, tenía el propósito de establecer las bases de un diálogo con miembros del Clan del Golfo, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y otros grupos narcoparamilitares. En este caso, la Fiscalía sigue considerando que no existen fundamentos constitucionales ni jurídicos para levantar las órdenes de captura.

El origen del Estado Mayor Central (EMC)

El origen del Estado Mayor Central (EMC) se remonta a finales del 2016 durante el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos. En el marco del proceso que terminó por consolidar el Acuerdo de Paz con las FARC-EP, hubo una fracción de militantes que decidieron no firmar dicho documento. Esto dio como origen un grupo disidente encabezado por el fallecido cabecilla Gentil Duarte. Con el tiempo, pasaron a llamarse Estado Mayor Central y se consolidaron como una de las guerrillas más notorias del posconflicto.

Una decisión importante para la Paz Total

Este hecho demuestra, entre otras cosas, que los métodos del gobierno funcionan y el proyecto de la “Paz Total” avanza. De acuerdo con un informe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) “en Colombia persisten seis conflictos armados internos, y la mitad de ellos involucran facciones disidentes”. Así mismo, esta organización afirma que el término “disidencias de las FARC” no se refiere a una única organización con diferentes comandos de acción. Todo lo contrario: se refiere a un entramado de 20 grupos armados al margen de la ley que tienen diferentes propósitos.

Desde el comienzo de su mandato, para el actual gobierno la desarticulación de los diferentes grupos disidentes de las antiguas FARC ha sido una prioridad. Este hecho marca un precedente positivo para la consolidación de la “Paz Total”. Pero, sobre todo, supone una posibilidad más palpable de reducir los fantasmas del conflicto armado en el país. Puede que no sean inmediatos, lo cual es imposible, pero avanzan con considerable rapidez. Tan solo han pasado dos meses del cese al fuego y ya hay luces para diseñar la mesa de negociación con el sector que no se acogió a los Acuerdos de Paz de la Habana. Algo que, en el gobierno de Iván Duque, estuvo lejos de siquiera ser imaginado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *