6:24 am.     29 noviembre, 2021

Tippay permite a los trabajadores recibir propinas directamente en su cuenta bancaria

Compártelo

Radar Payments, el centro de procesamiento transaccional de BPC Banking Technologies, presentó un modelo de pago digital que permite a las personas que prestan servicios recibir fácilmente propinas por la atención prestada, eliminando la necesidad de intercambiar efectivo.

Para Mauricio Fernández, director de operaciones América de BPC: “Este tipo de desarrollos están enfocados en aprovechar el auge de la digitalización en las instituciones financieras para atender las necesidades de las personas vinculadas a los sectores del ocio, entretenimiento y turismo y de los cuales miles de empleados dependen de las propinas para complementar su salario básico, y que en muchos casos, no cuentan con una herramienta capaz de tramitar las retribuciones que reciben por su trabajo, cuando el pago se realiza mediante una tarjeta de crédito o débito”.

Tippay es una tecnología que ofrece a los bancos una aplicación creada para que los establecimientos comerciales y sus clientes tengan una mayor comodidad a la hora de dejar propinas a los empleados. Con la adopción de este tipo de servicios las instituciones financieras pueden llegar a clientes potenciales y generar ingresos adicionales al cobrar una comisión mínima por cada propina registrada.

Esta solución atiende una tendencia en expansión, que aprovecha los servicios online, en un desarrollo que llega en un momento en el que el número de transacciones en efectivo se redujo en más de un tercio para 2020, el doble del reportado el año anterior.

Radar Payments desarrolló Tippay, una aplicación que simplifica el cobro de propinas y garantiza que los trabajadores reciban de manera digital en sus cuentas bancarias el valor otorgado por el cliente. Estos son los principales beneficios de su aplicación:

  • Para los bancos: Al implantarla como una aplicación web independiente o integrada al sistema propio de la institución financiera, que usa la misma base de datos de identificación de los usuarios, para así garantizar que un cliente pueda seleccionar fácilmente una tarjeta para dar propina.
  • Para los empleados: Para usarla, los trabajadores visitan la página de Tippay del banco y se registran utilizando su número de celular y bajo una contraseña. También pueden añadir los datos de su tarjeta si no son clientes del banco que presta el servicio, así cada empleado genera un código QR independiente que puede compartir con los clientes que deseen darles propina; si tiene varios trabajos, puede crear diferentes códigos. Además, cuentan con un panel de control que ofrece una supervisión completa del rendimiento por hora, día o semana, así como cada empleo.
  • Para los clientes: De esta manera pueden dejar propina fácilmente a los empleados escaneando un código QR, eligiendo el valor de la propina y seleccionando su método de pago más conveniente, sin necesidad de utilizar otro tipo de aplicación.

El informe de la CEPAL: “Medidas de recuperación del sector turístico en América Latina y el Caribe: una oportunidad para promover la sostenibilidad y la resiliencia”, muestra cómo el sector del turismo es un generador de ingresos y empleo fundamental para la economía de la región. Para el 2019, un año antes del inicio de la pandemia, representó el 42% de las exportaciones y el 10% del PIB en América Latina.

“El cambio hacia una sociedad sin efectivo supone un reto para los trabajadores y los negocios que dependen de las propinas. Si bien, las personas están habituadas a dar esta retribución en efectivo; la transformación digital, junto con las iniciativas que promueven el pago digitalmente, como parte de las medidas de bioseguridad producto de la pandemia y que han promovido el auge de los domicilios, hacen que los clientes duden sobre cómo otorgar este reconocimiento o incluso desconfíen si este realmente llega al trabajador que los atendió. Es así como este tipo de desarrollos se ajustan a las necesidades de las personas y están a la vanguardia de los cambios en los servicios financieros”, concluye Mauricio Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.