10:12 pm.     22 septiembre, 2021

Tumban estatua del expresidente Misael Pastrana, padre de Andrés Pastrana

Compártelo

Este miércoles 28 de abril, durante las protestas del Paro Nacional en Neiva algunos manifestantes se concentraron en diferentes monumentos de la ciudad que después de vandalizar derribaron, entre ellos, la estatua de Misael Pastrana que se encontraba sobre un pedestal en la Plaza de Banderas de la Gobernación del Huila.

Usuarios de Twitter compartieron diferentes videos del momento en que jóvenes protestantes derribaron el monumento. En ellos se ven que durante unos minutos los manifestantes empiezan a halar la estructura y uno de los jóvenes se monta encima de ella para empujar desde arriba. Cuando ya está floja, más personas presionan el monumento hasta dejarlo completamente volteado.

Cabe recordar que, Pastrana Borrero era oriundo de Neiva y fue presidente de Colombia entre 1970 y 1974, es decir, el último mandatario del Frente Nacional. Además, es el padre del también expresidente Andrés Pastrana Arango (1998-2002) y del periodista Juan Carlos Pastrana.

Según informó RCN Radio, antes de que se presentara este hecho, fue derribado con martillazos y piedras el busto del fundador de Neiva, Diego de Ospina y Medinilla, que se ubica en el parque Santander. Al parecer, durante algunos minutos encapuchados y manifestantes golpearon con fuerza el busto hasta que terminó completamente destrozado en el suelo.

Juan Carlos Pastrana, hijo del expresidente, se pronunció en redes sobre este hecho. “Hoy fue derribada en Neiva la estatua de Misael Pastrana Borrero por una manada de cafres que odian lo que ni siquiera conocen”, escribió en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el último reporte del Ministerio de defensa durante la jornada de manifestaciones se llevaron a cabo 26 capturas en 6 ciudades: 19 en Bogotá, 3 en Neiva, y una en Manizales, La Guajira, Cali y Pasto.

En Cali ocurrió un hecho similar, pero mucha más contundente. Sobre las 6:00 a. m. un grupo de indígenas misak derrumbaron la estatua de Sebastián Belalcázar que apunta hacia la vía al mar que lleva a Buenaventura, en el Pacífico colombiano. En un acto que denominaron “justicia histórica”, la comunidad ancestral repitió lo sucedido en el paro de 2019 cuando en Popayán, en la cima del Morro de Tulcán, bajaron otra estatua del mismo personaje, la cual nunca volvió a ser reubicada.

En la capital del Valle, las autoridades llegaron sobre las 9:00 a. m. para revisar la escena y levantar el monumento que fue inaugurado en 1937. El secretario de Seguridad, Carlos Rojas, expresó que Sebastián de Belalcázar sería levantado de nuevo en el lugar, pero ante este anuncio, los indígenas se tomaron de nuevo la plaza donde se alzaba la estatua y minutos después arribó el Esmad quienes accionaron gases lacrimógenos y humos dispersores en contra de los manifestantes.

Antes del encuentro con el Esmad, funcionarios de la Dijín tomaron huellas para identificar a las personas que tumbaron el monumento, al parecer, en busca de judicializar a los responsables. En el lugar también estuvo el equipo de Derechos Humanos de la Secretaría de Paz y Convivencia Ciudadana de la Alcaldía de Cali. “Entablamos diálogo con manifestantes presentes en el monumento a Sebastián de Belalcázar. El llamado es a proteger la vida y movilizarse de manera pacífica.

Artículo originalmente publicado en el portal infobae
Foto de portada: Twitter Felipe Poloche @FelipePoloche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.