DOBLE MORAL DEL SECTOR EMPRESARIAL FRENTE AL NARCOTRAFICO Y AL “CAMALEÓN” ALVARO URIBE VÉLEZ

Compártelo

 

Por: Ignacio Álvarez Lozano (@funurbiano).

Abel de Jesús Escobar Echeverri y Hermilda de los Dolores Gaviria fueron los padres del capo Pablo Escobar Gaviria. Don Abel era un muy reputado mayordomo de fincas en la zona del oriente antioqueño y doña Hermilda que había sido maestra de escuela, al contraer nupcias con don Abel se dedicó a las labores del hogar.

Joaquín Vallejo Arbeláez un destacado economista colombiano que fue varias veces ministro de Estado y un hombre bastante inquieto por la educación en Colombia y en estos quehaceres fue fundador de la Central Femenina de Antioquia, mejor distinguida como CEFA, de donde han salido ilustres educadoras.

Joaquín Vallejo Arbeláez, exministro de Estado, dirigente empresarial y padrino de bautizo de Pablo Escobar Gaviria

Pues bien, Joaquín Vallejo Arbeláez, quien tenía su residencia de Medellín en el parque de Bolívar, donde en otra época vivían las familias mas pudientes de Antioquia ( El Poblado ni asomaba y Laureles era mediano en la estratificación), también  tenía una finca en Rionegro y la dio para administrar a don Abel de Jesús Escobar, dada su experticia en ese campo.

En esa finca entonces don Abel y doña Hermilda engendraron a Pablo Escobar Gaviria y Joaquín Vallejo, el dueño de esta propiedad, fue su padrino de bautizo. O sea que Pablo tenía un padrino muy prestigioso.

Lo anterior para ubicarnos en el entorno del oriente antioqueño, donde también tenía el destacado dirigente empresarial Fabio Echeverri Correa, una finca de residencia,  el mismo que durante varios años fuera presidente de la ANDI. O sea el presidente de los “cacaos” mayores de Colombia.

Álvaro Uribe Vélez en sus inicios políticos, al lado de Julio César Turbay Ayala y Bernardo Guerra Serna

Cuando el gobernador de Antioquia, Álvaro Villegas Moreno, nombró a Álvaro Uribe Vélez como alcalde de Medellín en 1982, durante el mandato presidencial de Belisario Betancur Cuartas, ya el salgareño había pasado por la Aeronáutica Civil en el gobierno de Turbay Ayala y había facilitado todas las licencias de naves y aeropuertos pequeños a los narcotraficantes que se enraizaban en la sociedad colombiana.

Álvaro Villegas Moreno, el mismo constructor del edificio Space que se cayó en El Poblado de Medellín y también constructor de otros edificios con deficiencias ( maromas de negocio ?),que han debido ser evacuados por seguridad de sus residentes fue miembro del Directorio Conservador y a la vez fue uno de los padrinos políticos iniciales, con Julio César Turbay Ayala, de Álvaro Uribe Vélez…

Álvaro Villegas Moreno, constructor de Space y uno de los mentores políticos de Alvaro Uribe Vélez

En esa misma empresa constructora laboró el flojo excandidato presidencial Federico Gutiérrez, alias “Fico”. Aquí hay que comentar que Gustavo Villegas el detenido exsecretario municipal de Medellín durante la alcaldía de Gutiérrez, detenido por nexos con “La Oficina”, es sobrino de Álvaro Villegas Moreno, ahí se entiende parte de la telaraña político empresarial de la burguesía paisa emergente, que no antioqueña.

 

Pues bien, volvamos al “Camaleón” Uribe Vélez. El entonces presidente de la república Belisario Betancur recibió una llamada telefónica de Fabio Echeverri Correa, presidente de la ANDI, alertándolo sobre los vínculos de Álvaro Uribe con el narcotráfico y de inmediato hizo llamar al gobernador Villegas Moreno para que le pidiera la renuncia al alcalde de Medellín…El gobernador “se hizo el loco” porque defendía a su pupilo alcalde y entonces Alfonso Ospina, Secretario General del palacio presidencial, le hizo saber que el señor presidente seguía esperando la renuncia de Uribe Vélez.

En un último esfuerzo por salvarle la alcaldía al salgareño, el gobernador Villegas viajó a Bogotá sin previa cita con el presidente, para intentar dar reversa a la posición de exigir la dimisión de Álvaro Uribe. Se encontró entonces en la antesala de la oficina presidencial con un muro de contención en la persona de Alfonso Ospina, quien tajantemente le dijo que no habría entrevista si no llevaba la carta de renuncia del alcalde medellinense. A Villegas Moreno le tocó regresar a Medellín sin entrevista y por la solicitada  carta. Para bien de todos los actores, distensión de las alteradas relaciones  y feliz desenlace, cuando llegó a la ciudad de la eterna primavera, la renuncia estaba sobre el escritorio del gobernador de Antioquia.

Años después Echeverri Correa sería el escudero de Álvaro Uribe Vélez e impulsor de la reelección con la famosa “reforma de un articulito”. Además fue nombrado presidente de Ecopetrol donde pagan tres veces mas que un salario de ministro. Que pasó ahí, además de la doble moral, con el gran empresario que años antes había denunciado los vínculos con el narcotráfico del individuo Uribe Vélez ? Tuvo algo que ver este cambio de actitud con la quema de las caballerizas ordenada por Pablo Escobar, donde se guardaban los equinos del entonces aspirante a rejoneador Luigi Echeverri, hijo de Fabio ? Luigi, el mismo que sería años después el amigote de Iván Duque Marqués !!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.